totart@totart.info 963380650 / 651123785

Teatro infantil

10393815_10152129140874071_6312405513453973139_n

Horario:

Teatro Infantil Inglés:

   Martes y Miércoles, de 17:30 a 19 h. (Profesor Antonio Valls)

Teatro Infantil:

   Viernes, de 17:30 a 19h. (Profesor Antonio Valls)

Teatro Adolescentes Años 14-17:

Sabado, de 11 a 14h. (Profesor Antonio Valls)

Precios

Matriculación: 50€

1 día semanal: 70€/mes

2 días semanal: 100€/mes

3 días semanal: 150€/mes

 

Como “TEATRO INFANTIL” se entiende la manera de hacer teatro que tienen los niños. Cuando le añadimos “CURSO DE TEATRO INFANTIL” se entenderá como la manera de aprender a hacer teatro los niños.

Pues bien; un buen ACTOR ha de tener mente y cuerpo en plena forma y siempre con un nivel de exigencia y disciplina acorde a su edad. Un ACTOR es una voz y un cuerpo en movimiento (acción), que junto a un texto (palabra) escrito por un autor, conforman un personaje real o ficticio, pero que sea creible y acorde a todo su contexto. Por ello, preparar a niños ha de tener una parte física:

– Ejercicio para tonificar y flexibilizar.

– Conocimiento de su físico; de qué puede hacer o no con él, cómo significar con el cuerpo, de qué modo conseguir transmitir una sensación concreta,…

– La relación con el espacio y cómo moverse por él, …

– La relación con los compañeros y como interactuar con ellos. O él/ella solo en escena.

– Respiración diafragmática.

– Vocalización.

– Expresividad.

– Y muchas otras cosas más que dependiendo de la edad podrán o no trabajar en dicho momento.

Y otra es la parte llamada mente:

Donde no sólo tenemos el memorizar y dar un texto, sino el cómo darlo, para qué, para quién y por qué. Más la suma de todas las vivencias de cada individuo, vividas o inaginadas.

La mente se nutre de experiencia, conocimiento,… en definitiva aprendizaje, y de disciplina en la vida diaria, así como de las relaciones humanas y con el medio. En cambio, hay una parte a la que nadie presta atención pero que todos tenemos, y es la de nuestras vivencias. Estas vivencias que todos tenemos y hacemos pero que ni las interiorizamos ni las analizamos, y son las que nos sirven para la construcción de diversos personajes. Para ello hemos de fijarnos mucho en todo lo que nos rodea, de los que nos rodean, de lo que sucede y de cómo sucede.

Un actor ha de tener disciplina como en todo aprendizaje. Pero al mismo tiempo se tiene que dejar llevar por aquello que necesite hacer o expresar en cada momento.

Si quieres compartirlo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone